martes, 12 de junio de 2012

SOLD OUT! Oviedo 04.06.2012. Diario de un Metalhead Fest. Crónica y Fotos.


Texto: Larry Runner.
Fotos: Jose Ferreira.


Probablemente el lunes sea para mi, y para todos los que estén leyendo esto ahora, el peor día de la semana. Es una jornada que siempre se nos hace cuesta arriba, y parece que nunca tiene final. Está claro que todo eso que nos pasa por la cabeza los lunes es una cosa de actitud. De ver que te quedan por delante un montón de días para poder volver a tomarte una cerveza a gusto. De volver a salir y de volver a estar con los amigos o de disfrutar de la buena música en directo. Pero si te planteas el lunes de otra manera, puede ser un día como otro cualquiera e incluso un día mágico, inolvidable.

La apuesta de hacer un concierto de lunes en Oviedo era más que arriesgada, pero la fecha era la que era y o la tomabas o la dejabas. Suelo ser una persona bastante optimista, y animado por la respuesta que había tenido meses atrás la visita de Warbringer a Oviedo, bien pensé que Havok en Oviedo podía liarla.

Thrashway, promotores de el tour español de Havok y Diario de un Metalhead nos pusimos de acuerdo facilmente para convertir la fecha de Asturias en el primer Diario de un Metalhead Fest. El programa lleva funcionando desde Octubre y la idea venía rodándonos hace algún tiempo. A día de hoy, no sabemos si habrá algún día un segundo "festival" con ese nombre, al fin y al cabo no es algo obligatorio. Si ilusionante, pero no vamos ahora a perder la cabeza con esa guerra, que al fin y al cabo no es la nuestra.


Tenía que ser de lunes, y aún así lo íbamos a intentar. Si la gente que en el evento de facebook le daba al botón de "asistiré" realmente venía, seguro que no iban a ir mal las cosas. Aún así, viendo que en Zaragoza y sobre todo en Santander, la gente dio la espalda a la visita de Havok y Clockwork, no podíamos esperar demasiado.

Tres días antes de la cita se nos caían Hunger. Las disputas internas han vuelto a llevar a la banda al desastre, y muy graves debieron ser esta vez para no poder aguantar tres días y dejar a la organización colgada. Una pena. Pero estaba claro que para nada iba a enturbiar la fiesta. Fueron muchas las bandas que se ofrecieron para cubrir el hueco, pero no nos pareció razonable encajar a ninguna. Ya no había tiempo de anunciar a la banda en el cartel.

Así las cosas se decidió empezar un poco más tarde y fueron Blast Open los encargados de abrir la tarde-noche. Fue muy emocionante poder charlar unos minutos antes de que ellos saltaran al escenario. Abrazos y ánimos a repartir, apertura de puertas y empezaba la fiesta. Blast Open iban a ser los primeros en actuar en un Diario de un Metalhead Fest.

Antes había estado en la entrada charlando con Jaime de la Cervecería Noise. Calculando cuanta gente podía acudir a la cita. Nuestros cálculos más optimistas eran de 50-70 personas. Viendo la gente que esperaba a la puerta no podíamos pensar en nada mejor. Me coloqué en las escaleras a repartir flyers del programa y cuando vi que mi centenar de flyers desaparecía, ya me di cuenta de que el Diario de un Metalhead Fest iba a funcionar.


BLAST OPEN contaron ya con un número importante de espectadores frente a ellos. Su fiel "Fan Club", que les acompaña a todas partes y que forman gente de Pola de Lena, Turón y Figaredo, estaba apoyando en las primera filas como siempre. Algo que hace que la banda se crezca, se tranquilice y siempre de la talla.

No contaron con buen sonido en ningún momento, pero no fue óbice para que se pudiera disfrutar de las canciones que pronto verán la luz a través del álbum de debut y que llevará como título "They Destroy Our World".

Los temas han sufrido una importante transformación desde que los escucháramos por vez primera en aquel concierto de debut en Pola de Lena hace un par de años.


"Bad To Worse", "Lost" o "The Day of Your Death" suenan ya a clásico. Necesitan tener el cd ya a la venta. Esperemos que el proceso de fabricación no nos tenga demasiado tiempo esperando por el álbum. Cumplieron.

Tras la actuación de Blast Open, el que esto escribe subió al escenario para intentar  presentar el Festival. Los nervios no me permitieron contar todo lo que llevaba escrito y enseguida di paso a Clockwork que ya esperaban sobre las tablas. La próxima será mejor.

CLOCKWORK salieron a romper. "Trial and Error" fue la primera dentellada, directa a la yugular. "One Last Fight" sirvió para seguir con al agresión a nuestros oídos. El single en el que colabora Davish G. Alvarez en el disco sonó a gloria. Mucha cera para empezar.

Tras el arrollador comienzo con dos de las piezas de "Dawn for a New Breed", llegaron dos temas inéditos aún y que supongo que gente más cercana a la banda ya conozca, pero que ami no me sonaban de nada y que supongo que estén en el siguiente lanzamiento discográfico: "Motherwolf" y "Against". Una versión de At The Gates sirvió como puente para los tres temas conocidos restantes: "Everything Burns", "Mandatory" y ""Evil Grin".


Suenan muy compactos, parecía que llevaban toda la vida juntos y eso que apenas pudieron ensayar antes del comienzo de la gira. Vivir cada uno en una punta del país dificulta muy mucho el trabajo, sin embargo estuvieron brillantes. Destacaría sobre todo al vocalista Rown Howland, un currante de la movida que esperemos recoja pronto lo sembrado. Creo que nunca antes le había visto tan en forma como con esta nueva banda.

Personalmente me sorprendió Pablo Tello, el guitarrista. Es el guitarra solista y como yo mismo comenté con él, pensé que se encargaba de las rítmicas. Estaba equivocado, la fuerza de las guitarras rítmicas, que tanto me gustan en el EP, parte del ex- S.A. Javier García. Otra sorpresa y ésta, más que agradable, fue ver a un asturiano tras la batería. El Premio Amas 2009 al mejor batería de Asturias, Míchel, ex-Sound of Silence, llevaba apenas dos ensayos con la banda antes de salir de gira. Estuvo a su nivel. Excelente.

En definitiva, una buena actuación que gracias al Luarca Metal Fest volveremos a ver muy pronto. En poco más de un mes.


HAVOK habían sido los causantes de tantísima expectación. No digo que nadie acudiera a ver a las dos bandas anterior, ni mucho menos. Pero estaba claro que la inmensa mayoría de la gente acudió a La Antigua Estación a ver a los americanos.

"No Amnesty" marcó el comienzo de la batalla. Y digo bien. Batalla. Eso parecía ser la pista de La Antigua Estación. La gente se volvía loca. Los pogos fueron continuos ya hasta hubo algún loco practicando el crowdsurf. Nunca había visto cosa igual en ese local. 


Y claro, la banda empeñada en echar más leña al fuego. En caldear aún más el ambiente a pesar de que por momentos parecía que no se podía respirar. "D.O.A." sonó atronadora. Imposible no sudar. Difícil mantenerse en pie. Inútil intentar estar tranquilo en las posiciones con mejor visión del escenario.

Y los de Colorado a lo suyo. Tocando un tema tras otro. Sin darnos respiro. "Time is Up" ya sonó la cuarta. Iba un cuarto de hora y estábamos al borde del desmayo. El old-school thrash que tanto nos gusta a los asturianos nos hacía felices. "Covering Fire" o la nueva "Point of No Return" no nos dejaban bajar el ritmo. Impresionantes.

Como nos portamos tan bien, al final hubo premio, cosa que por lo visto no hacen siempre. Cerraron con "Raining Blood" de Slayer. David Sánchez fue el responsable de conseguir lo nunca visto en La Antigua Estación. La sala se dividió y se formó un pasillo de donde parecía imposible. El wall of death fue aterrador. Un excelente fin de fiesta.

Al final todos salimos a la calle con una gran sudada. El esfuerzo del lunes había merecido la pena. Caras sonrientes, pocas quejas y si muchas felicitaciones.


Mi propósito con el Festival era el de intentar extender el nombre de Diario de un Metalhead lo más posible, y creo que en parte se consiguió y el logo del programa apareció en seis de los siete carteles de la gira (Madrid fue por libre). No conseguimos tanto como yo esperaba, pues la baja a última hora por enfermedad u otros menesteres de algunos amigos, nos privó de llevar el nombre un poco más allá. Las circunstancias así lo quisieron. Esperemos que haya otra ocasión para compensarlo.

Tras una semana del evento no hemos visto ninguna crónica que hable del Diario de un Metalhead Fest, lo cual quieras que no, desilusiona bastante. Sobre todo porque en lo que va de año hemos visto tanto en multitud de páginas web como de revistas, crónicas de conciertos a los que no ha ido ni la mitad de la gente que acudió el lunes a La Antigua Estación. De todas formas algunos si nos apoyaron de una u otra forma y les estamos agradecidos por ello. El fanzine Hijos del Metal, Drinktim y el programa Derrame Rock tuvieron su espacio para nosotros. Gracias a todos ellos.

Gracias a Thrashway.
Gracias a todos los que vinisteis. Sin vosotros no hubiera sido posible.

© Larry Runner 2012

Vínculos relacionados:

No hay comentarios: